5 cosas que no debes ignorar al comprar una casa

Para que no te arrepientas de tu decisión en el futuro

Comparte este articulo

Comprar una casa es una gran decisión financiera. Según múltiples fuentes, probablemente sea la compra más grande que hagas en tu vida. Para complicar más las cosas, la compra de una casa conlleva muchas emociones. Y si hay algo que has aprendido sobre estar enamorado, es que las emociones tienden a dominar e ignorar los hechos. Entonces, no solo estas comprando algo de mucho valor, sino que también lo estas haciendo estando muy vulnerable.

No estoy diciendo que debas ignorar tus emociones por completo. Después de todo, las emociones son un poderoso motor para lograr grandes tareas. Pero centrarse en estas 5 cosas al comprar una casa mantendrá sus emociones bajo control y te asegurará que estas tomando una decisión financiera inteligente.

1. Presta atención al precio.

Claro, los hermosos mostradores de la cocina parecen sacados de una revista. Pero más importante que las superficies de granito y la enorme ducha es hacerte esta pregunta, ”¿esta casa está dentro de mi rango de precio?»

Por supuesto, es fácil racionalizar el alto precio con ese hermoso baño, pero una casa que está fuera de tu rango de precio pierde su brillo muy rápido.

Recuerda que tu hogar debe ser el lugar donde te sientes seguro y en paz. Una casa que está fuera de tu rango de precio te dejará en un estado constante de estrés.

Como regla general, debes tener espacio para ahorrar e invertir después del pago mensual de tu hipoteca.

Recuerda que lo que puedes pagar no siempre es la misma cantidad por la que eres aprobado para un préstamo.

El hecho que se te apruebe para una casa de $400,000 no significa que deba buscar una propiedad de $ 400,000.

Lo que puedes pagar está relacionado con tus ingresos mensuales.

Si deseas averiguar cuánto puedes pagar, tengo una guía gratuita que te guiará a través del proceso. Mira el final de esta publicación para encontrarla y descargarla.

2. Desarrollos.

Encontrar una casa en una buena zona de desarrollo es bueno por dos razones: plusvalía y acceso.

Cuantos más grandes proyectos se construyan cerca, más valor ganará tu propiedad. Sí, debes ver tu casa como una inversión a largo plazo.

Asegúrate que haya espacio para que la propiedad aumente en valor. En términos generales, casas en construcción suelen ser una buena señal. Pero recuerda, la construcción no es sinónimo de una zona óptima. Sería un poco raro que se construyera un área comercial y tu casa estuviera en el medio.

Cuando se trata de acceso, la mayoría de las personas no quieren conducir demasiado lejos para ir a sus trabajos, escuelas y tiendas. No tienes que vivir al lado de un negocio, pero es mejor que los lugares importantes sean de fácil acceso. Otras ventajas incluyen bibliotecas cercanas, parques y transporte público.

3. Distrito escolar

Obviamente, un buen distrito escolar es importante si planeas enviar a tus hijos a la escuela. Pero incluso si no planeas enviar a tus hijos a la escuela, elegir un lugar con un buen distrito escolar significa que puedes obtener más dinero por su casa cuando la vendas. La mayoría de los estados brindan información del distrito escolar en línea. Así que tómate el tiempo para informarte sobre los distritos escolares.

4. Tamaño de las casas alrededor.

En términos generales, comprar la casa más grande del vecindario te presentará algunos desafíos en el futuro. Será más difícil de vender en el futuro y su valor no aumentará tanto como las otras casas más pequeñas cercanas.

Sí, sé que es tentador tener la casa más grande de la calle. Pero comprar una casa pequeña en una buena zona es mejor que tener la casa más grande en una mala zona.

Así que siempre piensa en comprar una casa que aumentará sustancialmente de valor.

Los inversionistas suelen buscar la peor casa en la mejor zona. No te estoy diciendo que busques una casa fea. Lo que sí sugiero es que no te enamores de una casa solo porque es la más grande. Tus posibilidades de gastar tu dinero sabiamente son mayores si compras una casa más pequeña en una buena zona.

5. Calidad de construcción

La calidad de construcción es una de las cosas que se pueden pasar por alto si te enamoras de una casa. Este es complicado porque la calidad de construcción de una casa se puede encubrir fácilmente, y sin un ojo entrenado, es difícil notar las señales de alerta.

Esta es una de las razones por las que recomiendo trabajar con un agente de bienes raíces. Un agente de bienes raíces no tiene el apego emocional a una casa que tú tienes; por lo tanto, pueden observar realmente la calidad de construcción de una casa y señalarla más fácilmente.

Recuerda, la calidad de construcción de una casa no es solo lo que se ve a simple vista. Lo que se esconde detrás de las paredes es igualmente importante.

Así que asegúrate de que tu agente de bienes raíces te informe sobre la calidad de la casa y asegúrate de solicitar una inspección antes del cierre.

Una casa mal construida se convertirá en un dolor de cabeza en los años venideros. Recuerda, tienes la capacidad de alejarte de una mala compra.

Conclusión.

Comprar una casa es como buscar pareja. Está bien soñar despierto y ser dominado por las emociones, siempre y cuando esas emociones no se apoderen de tus decisiones. Tener un buen agente inmobiliario a tu lado que pueda controlar tus emociones es una gran ventaja. Así que ten paciencia, ten un buen agente inmobiliario a tu lado y asegúrate de que su casa sea una gran compra de la que te sientas orgulloso.

Comparte este articulo

Flor Ibarra

Dallas-Fort Worth Realtor

Le ayudo a familias e inversionistas en el norte de Texas a encontrar y vender sus propiedades

¿Comprando casa por primera vez?

Tengo una guía que te ayudará en el proceso

¿Fue este articulo útil? Estos otros te pueden llamar la atención

Te envié este recurso a tu correo

Asegúrate de revisar los buzones de SPAM. A veces los correos se pierden ahí :(